La reutilización inteligente de todas las cosas

Cómo ser eco-responsable reutilizando y no morir en el intento

Si eres hijo pequeño o mediano, o simplemente perteneces a la generación más joven de una gran familia, probablemente estarás acostumbrado a reestrenar. Te habrá tocado heredar por reutilización más de una prenda o juguete en tu más tierna infancia. En su día recibiste aquel pijama de franela buena de tu hermana mayor, ese que te hacía sudar en las noches más frías; o aquel barco de Playmobil con el que jugaban tus primos y siempre soñaste tener… ¡Qué servicio más económico y brillante! Estamos hablando de la reutilización inteligente de todas las cosas.

Que producimos más de lo que podemos consumir y explotamos más recursos de los que la Tierra puede reabastecer a tiempo es una realidad que ya nadie debería negar, pero más allá de aceptar esta realidad, la conciencia responsable necesita de acciones.

Si tu familia es de esas que se han dado al viejo uso del trueque familiar, ¡es que eres un afortunado/a! ¿Por qué? Porque estarás más que concienciado en la práctica de un consumo alternativo y sostenible para el planeta.

 

¡Ojo! Eso no significa que tengas que estar remendando calcetines hasta la eternidad. Podemos ser eco-responsables y seguir consumiendo productos sin sacrificar nuestra vida en el intento.

Entonces ¿Qué podemos hacer cuando…?

Nos gusta lo nuevo, y la novedad pero no queremos contribuir a la producción masiva de las industria. No queremos renunciar a las nuevas tecnologías y estamos (sanamente) enganchados a nuestro PC, nuestro smarpthone o Tablet…

La reutilización es la respuesta. Acoge uno de los últimos modelos de Iphone, dándole una segunda vida. La mayoría de ofertas de estos dispositivos electrónicos guardan un sello de calidad y garantía gracias a los procesos de renovación por parte de profesionales cualificados. Aquí algunos aspectos claves para comprar un smartphone reutilizado.

Nuestra TV se ha quedado obsoleta, la lavadora se ha estropeado…

Consulta antes a personal técnico que te pueda asesorar. Muchas veces nuestros problemas con la tecnología se resuelven contratando a un buen profesional que nos resuelva las averías.

Queremos comprar un buen equipo de música o un ordenador con un sistema operativo de larga duración pero lo vemos muy caro…

Hay cosas cuyo coste de producción no se puede abaratar más. Calcula el valor de sus componentes, el tiempo y la mano de obra y el valor añadido que cada marca incluya en sus productos.

Ese pijama de franela o esos juguetes que tanto se han amortizado en el tiempo son el resultado de una confección de alta calidad y de una óptima materia prima. Si, en su día, el pijama les costó a tus padres 25€ (o más bien pesetas) y tus tres hermanas y tú lo habéis podido reutilizar, la inversión final es mucho más rentable ya que queda amortizada por el número de años que va a durar.

Empecemos a perder el miedo ante las decisiones sobre lo que compramos. Un consumo responsable, alternativo y sostenible no tiene por qué dejar atrás a las novedades, la calidad o o las experiencias satisfactorias.  Busquemos la mejor opción, la que menos impacte y afecte a otras personas y a nuestro planeta.

¿No te hemos convencido? En el post 7 razones para comprar un móvil reacondicionado te explicamos las ventajas de reestrenar artículos de tecnología.

 

Share:

Leave a Comment

Your email address will not be published.

0

TOP