¿Por qué comprar un iPhone XR?

El iPhone XR es un conjunto de lecciones aprendidas por parte de Apple, en especial a raíz del 5C. Había que cambiar la fórmula, y por ello la compañía realizó dos movimientos importantes que nos trajeron hasta el XR.

El primero, fue integrar los modelos de la generación anterior a la actual, considerándolos “gama de entrada”. Eso los convertía en los nuevos modelos “c” y tuvo un buen resultado con los iPhone 6, iPhone 7 y iPhone 8, tanto nuevos como reacondicionados. 

El segundo, fue el lanzamiento del iPhone SE, cuyo concepto era opuesto al iPhone 5c. Se mantuvo tecnología del iPhone 6s en cuanto a potencia y se usó el mismo diseño que el modelo anterior. Esta estrategia funcionó tan bien que cada año desde su lanzamiento muchos usuarios siguen preguntando si llegará un nuevo SE.

El iPhone XR, que podríamos definir como el mejor modelo “B” que ha creado Apple, utiliza la potencia del iPhone XS, mantiene el diseño rompedor del iPhone X y la calidad de los materiales. Además, ofrece una gama de seis colores nuevos que lo hacen destacar a nivel visual.

DISEÑO EXTERIOR

Los colores que diferencian el modelo XR de un XS o un X son: rojo (Product RED),  amarillo, blanco, coral, negro y azul. Son colores muy llamativos porque se alejan de los clásicos del XS y modelos anteriores y le dan un toque más desenfadado. Es resistente al agua hasta un metro de profundidad durante un máximo de 30 minutos, igual que el iPhone X y la mitad de los que ofrece el iPhone XS.

El material mayoritario es el aluminio, con una aleación diseñada por la propia Apple. Los colores son realmente vivos y tiene una capa de vidrio que soporta la carga inalámbrica rápida, igual que en el XS. El diseño tiene continuidad por los cuatro costados gracias a que el vidrio y el aluminio son del mismo color.

La pantalla del iPhone XR es de 6,1″, un tamaño entre el iPhone XS y el iPhone XS Max. Es ligeramente más grueso (0,77 cm contra los 0,83 cm del XS), pero tiene un buen agarre gracias a que el aluminio de los bordes no está muy pulido y es un poco rugoso. En el día a día, es cómodo de manejar y de llevar en el bolsillo, el tamaño es ideal para quienes no quieren un smartphone tan grande como un Max.

CÁMARAS

Uno de los puntos que diferencian el XR del XS son las cámaras. No cuenta con las mismas prestaciones que el hermano mayor, pero mantiene la base de los últimos movimientos de Apple. Por ejemplo, el modo retrato está disponible a pesar de no contar con dos cámaras traseras gracias al chip A12 y se puede controlar la profundidad ajustable después captura – incluso si no hemos capturado la imagen con nuestro XR.

El modo retrato trasero pierde dos de los efectos de profundidad ajustables, pero las cámaras frontales sí que ofrecen los mismos cinco efectos que en el XS. Estas cámaras sí son iguales entre ambos modelos.

Los grandes cambios entre ellos son fruto de contar con una sola cámara. El XR tiene estabilización óptica (aunque no doble) y sólo permite zoom digital hasta cinco aumentos (no tiene zoom óptico). En la práctica, las fotos son de una calidad muy similar a la del XS y el modo retrato le da un plus que, de no tenerlo, quedaría demasiado atrás. 

CONCLUSIONES

El iPhone XR no sólo sorprende por su apariencia externa, sino porque cuenta con uno de los procesadores más sorprendentes del mercado. Se nota que Apple sabía perfectamente qué descartar del XS sin perder experiencia de usuario, potencia y autonomía. Consiguieron un dispositivo potente y atractivo que funciona en paralelo al iPhone XS.

Es sin duda el modelo más redondo de todos los iPhone que acompañan al principal: misma potencia, mismo diseño, y con tecnologías puestas al día adaptadas al nuevo concepto. En definitiva, el iPhone XR es un producto muy completo que ofrece grandes prestaciones y durabilidad.  

Share:

Leave a Comment

Your email address will not be published.

0

TOP

X