Smartphones: huella ecológica, vida útil y basura electrónica
huella ecológica

¿Qué pasa con los móviles una vez dejamos de usarlos?

La vida útil de los smartphones ha aumentado notablemente en España, que sigue siendo el tercer país del mundo (20,5 meses), solo por superado por China (20,2) y Alemania (20,3). 

Según el estudio Una década increíble para el Smartphone, ¿y ahora qué?, publicado en 2017 por Kantar Worldpanel, la desaceleración de la innovación tecnológica en telefonía móvil es la principal causa del incremento de la vida útil de los dispositivos, que en 2013 en España se situaba en 16,6 meses. 

¿Recuerdas esos tiempos en que las compañías telefónicas regalaban smartphones a diestro y siniestro? 

La fiebre por los smartphones surgida a principios de esta década agravó un fenómeno que, si bien ya existía antes de su irrupción, está cada vez más en el foco de atención: los residuos tecnológicos. 

El proceso de producción de teléfonos móviles, en todas sus fases, tiene un gran impacto sobre el medio ambiente y la sociedad. Para empezar, se extraen diversos minerales como el zinc, el cobalto, el litio y el coltan, la mayoría de ellos en países en vías de desarrollo. Luego, el proceso de fabricación en sí emite grandes cantidades de gases contaminantes a la atmósfera. Según un estudio de la Universidad de Surrey (2015), un solo smartphone produce 95 kilos de CO2 en una vida útil de dos años, lo cual también incluye el transporte y la obtención de recursos energéticos para producir (sobretodo agua y petróleo).  

Dicho esto, ¿qué pasa cuando reemplazamos nuestro smartphone por otro?. En la mayoría de casos los “viejos” dispositivos pasan el resto de sus días en un cajón o se convierten en basura electrónica, formalmente conocida como RAEE (residuos de aparatos electrónicos y eléctricos). De acuerdo con la OCDE, se considera desecho electrónico “todo aquel dispositivo alimentado por energía eléctrica cuya vida útil ha concluido”. El mal tratamiento de estos residuos tiene un impacto especialmente negativo en el medio ambiente y puede ser una amenaza para la salud humana. 

España encabeza la lista de países de la UE en residuos electrónicos

En algunos casos, los aparatos se guardarán simplemente en un cajón, pero en muchos otros, pasarán a formar parte de las 930.000 toneladas de basura electrónica que se producen en España al año, según cifras del informe Global E-waste Monitor 2017 realizado por la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (IUT) y la Asociación Internacional de Residuos Sólidos (ISWA por sus siglas inglés, International Solid Waste Association).

huella ecológica
Mujer recogiendo basura en un vertedero de grandes dimensiones – Mumtahina Rahman

Siguiendo el mencionado informe, España es el quinto país que produce más residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) de la Unión Europea, después de Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. No obstante, los datos apuntan a que se recogieron únicamente 198.000 toneladas, lo que supone alrededor del 21% de los residuos.

Estos datos alarmantes reflejan la necesidad de un cambio en el modelo de producción y consumo de dispositivos móviles, cuya responsabilidad recae tanto en las consumidoras como en las empresas e instituciones. 

Ecomobi, para hacer frente al aumento de basura electrónica, pone a tu disposición iPhones reacondicionados y sin estrenar para que puedas alargar su vida útil por un precio justo. Si necesitas renovar tu smartphone y quieres reducir el impacto ambiental de la telefonía, ¡echa un vistazo a nuestra oferta!

Share:

Leave a Comment

Your email address will not be published.

0

TOP